DIFERENTE... PERO SIEMPRE LUNES SANTO

06-04-2021

                  


Este año, debido a la situación sanitaria que atravesamos supimos pronto que no podríamos dar testimonio público de fe como recogen nuestras reglas por las calles de Ávila... Y desde ese escenario se empezó a trabajar en un nuevo Lunes Santo. Sabíamos que sería diferente a lo vivido hasta ahora, con muchas cosas distintas a un Lunes Santo normal, pero teníamos un reto para con todos los hermanos: que esta Semana Santa se volviera a sentir ese bonito día desde lo más profundo de nuestro corazón, como si nada estuviese pasando. Una semana antes, como manda la tradición, nuestras Sagradas Imágenes se entronizaron en los Pasos que a pesar de no salir a la calle fueron montados como Retablo efímero para que devotos, hermanos y abulenses en general pudieran ir a visitarles y que Ellos les recibieran con sus mejores galas, dejando una estampa nunca vista hasta ahora, El Señor de la Salud y la Virgen de la Esperanza a los lados del presbiterio de San Juan, custodiando el Altar Mayor de nuestra Iglesia. Las hermanas camaristas del Señor y de la Virgen se afanaron en resaltar y ensalzar con su trabajo la belleza de nuestras Sagradas Imágenes, que lucieron durante estos días espléndidas, mostrando diferentes estrenos, donaciones de varios hermanos y familias.

Desde nuestra Hermandad se proponía este año que fueran esos devotos que iban a ir a San Juan los que con sus ofrendas y muestras de cariño convertidas en flores se exornasen los pasos para el día grande. Como siempre, la gente respondió a la llamada de su Esperanza, superando todas las expectativas, llenando San Juan de un mar interminable de flores cuyo olor penetraba en todos los rincones del Templo.

Llegaba el sábado de pasión, y dentro del acto penitencial de la Parroquia, se vivió uno de los momentos más íntimos y bonitos con Nuestra Madre, el rezo del Santo Rosario.

Amanecía el Domingo de Ramos, las floristas comenzaban su trabajo para decorar los Pasos con todas esas flores que habían traido con todo el cariño del mundo, desbordando nuestras Imágenes y sus pasos que se tiñeron de esa bonita paleta de colores que les rodearon durante toda la Semana Santa.


     


Lunes Santo, 9 de la mañana, y como siempre, San Juan amanecía con repique de campanas. Se abrían las puertas del Templo, el día grande había llegado. Los sentimientos y emociones estaban a flor de piel, intactos, como todos los años. Durante la mañana hubo momento para la solidaridad, haciendo entrega a Manos Unidas de lo recaudado durante el último Cocido Solidario. Llegaba la tarde, se notaba ya el bullicio, la hora llegaba y la plaza de San Juan se llenaba de hermanos para poder acceder a la Solemne Misa y Vía Crucis preparados como sustitución a nuestra Estación de Penitencia, pero había una sorpresa que aún no se había desvelado y que llenaría de alegría a todos nuestros hermanos. Se volverían a interpretar marchas de Semana Santa tras más de un año sin poder sentirlas y escucharlas. La Capilla Musical de nuestros queridos amigos de la AM Cristo Yacente de Salamanca sería la encargada de poner música al acto, llenando aún más de sentimientos y emociones la mente de todos los hermanos. Emotiva Misa presidida por nuestro Director Espiritual acompañado del Prior de la Santa, Eucaristía que finalizaba con el canto de la Salve, y tras ella, el ejercicio piadoso del Vía Crucis que nos ayudó a profundizar en nuestra fe durante esta pandemia. Cerraba el acto la interpretación de "Salve Rabbi", que arrancó llantos y los aplausos interminables de todos los hermanos que allí asistieron como agradecimiento a los músicos por su gran trabajo.

Pero la noche no acababa aquí, el equipo de reporteros gráficos, tras horas de emisión, nos habían preparado uno de los más bonitos regalos que muchos recordamos; el Documental "Una Vida de Esperanza", que resumía la historia de más de 60 años de nuestra Hermandad. Cargada de sentimientos, testimonios, emociones y llantos pasaba la noche del Lunes Santo, como cada año, haciéndonos recordar de dónde venimos y animandonos a mantener y cuidar intacto ese bonito legado que nuestros mayores nos han dejado.

Por un dia, el más especial del año, dejamos de pensar en todos los disgustos que nos rodean y volvimos a sentir más cerca que nunca un nuevo Lunes Santo, que aunque diferente, fue un día para el recuerdo que quedará en la memoria de todos los hermanos.


   


No queremos dejar pasar la ocasión sin agradecer a todas las personas que con su sacrificio y esfuerzo han trabajado para conseguir que de nuevo Ávila volviera a llenarse de Salud y Esperanza.

Al párroco y la Parroquia de San Juan, que volvieron a vivir junto a nosotros un nuevo Lunes Santo, más intensamente, desde el interior de nuestro Templo en Hermandad y fraternidad.

A los miembros de la Junta de Gobierno por la organización y coordinación de los actos.

Al equipo de reporteros gráficos y fotógrafos que con su incansable trabajo y profesionalidad llenaron de Salud y Esperanza todas nuestras casas, con un impacto de más de 2000 visualizaciones.

A los voluntarios de organización, que velaron en todo momento porque se cumplieran estrictamente todas las normativas vigentes en los actos organizados.

A la Agrupación Musical Cristo Yacente de Salamanca, que un año más no quisieron faltar a nuestra cita y nos deleitaron con su música, transportandonos a un pleno Lunes Santo.

Al grupo de acólitos de nuestra Hermandad que con su presencia y buen hacer dieron una mayor Solemnidad a los actos religiosos.

A todos los hermanos priostes, camaristas, floristas, ayudantes, colaboradores que con su esfuerzo y trabajo consiguieron que todo estuviera a punto, que San Juan luciera con sus mejores galas y que El Señor y la Señora volvieran a reinar sobre sus pasos con todo perfectamente colocado y organizado.

A todas aquellas personas que, con sus ofrendas colaboraron y desbordaron nuestras expectativas exornando como solo Ellos se merecen a nuestras Sagradas Imágenes.

A todos los devotos, hermanos, a todo el pueblo de Ávila y visitantes que quisieron acercarse a San Juan para rendir pleitesía ante nuestras Sagradas Imágenes, ya que San Juan durante esta Semana Santa fue un goteo incesante de gente que quería pasar a verles.

Que al año que viene Dios quiera que podamos volver a las calles de Ávila para repartir esa Salud y Esperanza que tanto hace falta. GRACIAS A TODOS!!!!

DIFERENTE... PERO SIEMPRE LUNES SANTO
E-mail     -     Tienda     -     Quedan 237 días para el próximo Lunes Santo     -     Hazte hermano     -     Suscribirse