Y AVILA SE LLENÓ DE ZANCADAS DE ESPERANZA

14-11-2018

Hace varios años comenzaba a hablarse en el seno de la Hermandad, debido a la existencia de un nutrido grupo de atletas, la posibilidad de organizar una Carrera cuyos fines fueran solidarios, con la única idea de potenciar aún más las actividades de Caridad organizadas por nuestra Hermandad durante el año, aprovechando así el tirón y aceptación que hoy en día tienen las Carreras Populares e invirtiendo todo lo recaudado en una buena causa.

Desde la entrada de la nueva Junta de Gobierno a la Hermandad en julio, la idea de dicha Carrera comenzó a coger forma, siendo uno de los objetivos principales a corto plazo planteados por dicha Junta para un futuro.

En agosto, esta idea, comenzó a plasmarse en un proyecto, en el cuál se recogía toda la información y fines relacionados con dicha Carrera y comenzaron a llevarse a cabo las reuniones con los Estamentos pertinentes para que pronto fuera una realidad. En este camino, nuestra Hermandad iría acompañada y siempre de la mano de la Asociación “El poder del chándal” y de la Peña en la cual se concentra el núcleo de jóvenes de dicha Hermandad, la Peña “Salud y Esperanza”.

Durante las primeras reuniones se plantearon diferentes organizaciones a las que destinar el dinero íntegro de la Carrera, y finalmente, tomamos la decisión de que los beneficiarios de la I Edición “Zancadas de Esperanza” fuera “LA CASA GRANDE DE MARTIHERRERO”. 

Las reuniones se sucedieron y se fue fraguando un proyecto ambicioso, de gran envergadura, que conllevaría consigo también mucho trabajo y con ello, que todos los hermanos se involucrasen.  Se realizó una reunión informativa para todos los hermanos y, como siempre, se prestaron a colaborar, dar ideas y ayudar para todo lo que necesitara su Hermandad de la Esperanza en este nuevo proyecto.

Tras meses de trabajo intenso y muchos preparativos, la Hermandad hacía pública la realización de esta Carrera, con una idea clara, que no había cambiado desde el principio y que no era otra que potenciar la labor caritativa de nuestra Hermandad aprovechando la vertiente deportiva.

Los días pasaban y como es lógico, los nervios, la incertidumbre, y especialmente las ganas de que todo saliera bien estaban muy presentes en esta I edición en la cual muchos éramos novatos en organizar este tipo de actividad deportiva, pero que asesorados por gente que sí conocía la materia y con muchas ganas, lo sacamos hacia adelante.

Los datos que aproximadamente manejábamos en la Hermandad de asistencia a la Carrera eran aproximadamente de unas 300 personas, cifras que fueron superadas, para la alegría de todos durante los días anteriores a la Carrera, llegando a contar en esta Primera Edición con un total de 517 corredores y andarines que quisieron sumarse a este proyecto deportivo y solidario, además de las inscripciones de dorsal cero. Estas cifras fueron recibidas en el seno de la Hermandad con sorpresa y alegría, ya que, a pesar de ser una prueba nueva, del poco tiempo del que dispusimos para organizar una Carrera de esta envergadura, los abulenses supieron responder a la llamada y entre todos superamos todas las expectativas.

El 11-11-2018, día que desde un inicio tomamos para realizar esta Carrera, amanecía para muchos a las 7 de la mañana, tras horas de preparativos en los días anteriores. Pero todos teníamos la misma idea en la cabeza, que todo saliera bien, estábamos cargados de fuerzas para demostrar que conseguiríamos organizar una gran Carrera para que todo el mundo se fuera a casa contento y feliz de haber pasado un bonito día deportivo que también serviría para colaborar a una buena causa.

Desde estas líneas queremos dar las gracias a todos aquellos que han hecho que este sueño sea ya una realidad que ha rebasado los límites y expectativas que en un principio nos planteamos. En primer lugar, dar las gracias a todas las instituciones que nos han apoyado, ayudado y colaborado para que todo saliera perfecto. En segundo lugar, agradecer a tantos y tantos colaboradores, patrocinadores y empresarios que se han querido volcar con este proyecto, sin los cuales no hubiera sido posible el llegar a organizar una Carrera de esta envergadura con tanto atractivo. En tercer lugar, de forma especial, a todos los que desde un primer momento se prestaron a ayudar y colaborar en lo que fuera necesario y que han tenido diferentes funciones dentro de este proceso de organización y coordinación de la Carrera, porque sin todos y cada uno de ellos, nada de esto hubiera sido posible. También agradecer a todas las personas que se prestaron a colaborar como voluntarios para un mejor funcionamiento de la Carrera, llegando a movilizar a más de 100 personas para esta función divididos en diferentes sectores (avituallamiento, ropero, inscripciones…) También queremos acordarnos de una forma muy especial de todos los miembros que forman esta Hermandad de la Esperanza y que desde que planteamos la idea se han prestado a colaborar en todo lo que fuera necesario, porque cada vez que planteamos algo, nuestros hermanos saben responder a la llamada de La Esperanza y forman un ejemplo de unión y Hermandad. Muchas gracias a todos vosotros. Y por último, muchas gracias a todos vosotros, corredores, andarinas y personas con dorsal 0, porque además de pasar un gran día el pasado domingo, hemos superado con creces nuestro objetivo, que era llenar de ilusión a “La Casa Grande de Martiherrero” y obtener la mayor cantidad de beneficios para un fin que seguro que todas aquellas personas que allí se encuentran agradecerán.

Pronto haremos pública la cantidad de beneficios obtenidos, haciendo entrega de un cheque a esta entidad para que sea destinado a un profesor de educación física y psicomotricidad.

Sin más, no nos cansaremos de dar las GRACIAS, a Ávila y a los abulenses por sumarse a este proyecto y acudir a la llamada, que, sin duda alguna será sólo el comienzo de una nueva forma de entender el deporte a través de la solidaridad para con los demás.


  



    

Y AVILA SE LLENÓ DE ZANCADAS DE ESPERANZA
E-mail     -     Tienda     -     Quedan 295 días para el próximo Lunes Santo     -     Hazte hermano     -     Suscribirse