Hermandad   de   Nuestra   Señora   de   la   Esperanza   -   Ávila

SIEMPRE LA ESPERANZA

22-04-2017


Al contrario que el año pasado, el 10 de abril de 2017 el sol amaneció radiante para que tuviera lugar un magnífico Lunes Santo. A las 19 h. se abrió la puerta de la Parroquia de San Juan desde la cual algunos pudimos ver una estampa de ensueño, con una plaza y una calle Blasco Jimeno repleta de almas esperando a su Esperanza tanto a pie de calle como en todos los balcones que aguardaban engalanados en un día claro y veraniego. Poco antes habían llegado las bandas: la Agrupación Musical Cristo Yacente de Salamanca con “Sarabanda” y la Asociación Musical Arriaga de Granátula de Calatrava con “Reina de Ávila”. La Cruz de guía enfilaba la calle Blasco Jimeno seguida de los dos primeros tramos de nazarenos, que por primera vez salían a la calle con cirios de cera blancos (y verdes los de los hermanos más antiguos que precedían a los pasos).


           


Ntro. Padre Jesús de la Salud se presentó en la calle con su nuevo paso, aún en proceso, tallado en madera de cedro. Lucía túnica de terciopelo blanco y un nuevo mantolín rojo. El paso estaba exornado con rosas coolwater, lisianthus morados, liatris, limonium y fresias malva. Tras la complicada salida por las dimensiones de la puerta se escuchó una saeta y acto seguido la primera levantá, que fue realizada por el Bracero de Honor del año pasado, la Asociación Española contra el Cáncer. Poco después los cientos de personas que aguardaban pudieron disfrutar del andar del Señor con las marchas “Rocío del Cielo” y “En tu trono de Rey”.



Siguiendo su camino, y tras las representaciones de Cofradías penitenciales, a las que agradecemos su asistencia, y el tramo de mujeres de mantilla, los nazarenos blancos y verdes fueron ocupando la calle con tres tramos, ya que este año se añadió uno, precedido por el estandarte de la histórica Archicofradía de la Minerva, que radicó en San Juan siglos atrás, a los ya existentes precedidos por el estandarte de Ntra. Sra. del Consuelo y el de Ntra. Sra. de la Esperanza. Tras media hora de penitentes el incienso empezaba a salir de la puerta de San Juan.


  


Llegaba el momento de la salida de Ntra. Sra. de la Esperanza, 62 años después de la primera vez en que saliera por esa puerta por primera vez y con la misma luz que entonces, recuperada gracias a Fernando Aguado en su reciente restauración. Con su nuevo manto bordado en oro y un nuevo encaje en su tocado, Ntra. Sra. de la Esperanza se presentaba a todos quienes la esperaban sobre su nueva peana, obra de Orfebrería San Juan, y en su paso exornado con orquídeas phalaenopsis y dendrobium, astromelia, flor de cera y buxus. Tras el canto de una saeta se realizó la primera levantá por el hijo del recientemente fallecido número 1 de la Hermandad, fundador y Expresidente, D. Julián Cejudo Balmaseda. Comenzaba después a sonar “Siempre la Esperanza” y pocos segundos después el amor de un barrio a su Madre se evidenció en una interminable lluvia de pétalos que cubrieron el palio y gran parte de la calle Blasco Jimeno.


 


La Esperanza ya estaba en la calle tras 2 años. La primera parada tuvo lugar en el tradicional saludo a la Hermandad del Stmo. Cristo de las Batallas y a las Madres Dominicas en Mosén Rubí, a quienes agradecemos su espera cada año a la llegada del Señor y la Virgen. Minutos antes, en Conde Don Ramón, el Expresidente D. Eduardo Herrero era el encargado de realizar una levantá del paso de la Virgen. Poco después los nazarenos llegaban al Arco de Ntra. Sra. de la Esperanza y a la plaza del Mercado Chico, donde también aguardaba mucha gente. El Señor entró a la plaza con su nueva marcha “Salve, Rabbí”, de Héctor Tavera Fresno, y salió con “Mas líbranos del mal”. Pero se cumplían 10 años de la primera salida de Ntro. Padre Jesús de la Salud y volvió a la plaza antes de despedirse definitivamente como muestra de agradecimiento a quienes llevan años esperándole en ese punto.



Ntra. Sra. de la Esperanza llegó a su Arco a los sones de “Mi amargura” y tras el complicado paso de rodillas sonaron “Reina de Triana” y “Reina de Ávila”, marcha dedicada a Ntra. Sra. de la Esperanza, en la que se entonó su Salve. En Reyes Católicos se sucedieron también las saetas y volvieron a caer pétalos sobre el palio.


 


Poco después sucedería un importante hito para la Hermandad: por primera vez en Ávila se hizo Estación de Penitencia ante el Santísimo. Tuvo lugar en la Ermita de las Nieves, donde las Siervas de María, a quienes agradecemos su colaboración, aguardaban con el Santísimo Expuesto en la puerta lateral. Los nazarenos se arrodillaron a su paso por este punto, donde reinó el silencio propio para la meditación y la oración. Se rezó al llegar el paso de misterio y el paso de palio. Los hermanos pudieron ofrecer su penitencia al Señor justo antes de adentrarse en la Plaza de la Catedral.


 


A esta plaza llegó Ntro. Padre Jesús de la Salud con las marchas “Rosario” y “Sagrada Cena” y Ntra. Sra. de la Esperanza con “Madrugá Macarena” y “Pureza Marinera”. Y fue entonces cuando apareció el Stmo. Cristo de la Ilusión, acompañado de su Patronato de la Stma. Trinidad y Ntra. Sra. de las Vacas, para que tuviera lugar un año más El Encuentro. Madre e Hijo se encontraron y nuestro Capataz, D. Carlos García Muñoz, dedicó la levantá de la Virgen a Ntra. Sra. de las Vacas en reconocimiento por su reciente Coronación Canónica. Tras la firma por ambas entidades y autoridades, tuvo lugar la despedida entre ambas Imágenes y comenzó el camino de vuelta a casa para ambos cortejos.


  


  


Tras el paso por la Vida y la Muerte, nuestra Cruz de guía llegaría a San Ignacio de Loyola, templo en el que residimos durante el año 2015. En su puerta nos esperaba el Real e Ilustre Patronato de Ntra. Sra. de las Angustias y Santo Sepulcro, con su Dolorosa en el dintel de la puerta. Queremos mostrar nuestro agradecimiento a este querido Patronato por su espera y por este bonito gesto que nos emocionó al pasar por la que fue nuestra casa durante un año. Ntro. Padre Jesús de la Salud y Ntra. Sra. de la Esperanza se acercaron hasta la puerta de San Ignacio antes de emprender la última parte del camino hasta la Parroquia de San Juan.


 


Allí, alrededor de las 00.30 llegó Ntro. Padre Jesús de la Salud con “Salve, Rabbí” y se despidió con “Mi ángel de la Madrugá”. Al filo de la 01.00 del ya Martes Santo hizo su aparición Ntra. Sra. de la Esperanza con “Reina de Ávila” antes de despedirse con una levantá dedicada a nuestro Párroco, D. Benjamín, y con la marcha “Mi Amargura” para, una vez dentro de San Juan, realizar una levantá por los 10 años de Ntro. Padre Jesús de la Salud y un saludo frente al Señor.


 


Tras el canto de la Salve los hermanos comenzaron a felicitarse por la Estación de Penitencia que acaba de culminar, deseándose que el próximo 26 de marzo Ávila pueda volver a disfrutar de otro Lunes Santo como el que acababa de terminar. Porque Ávila supo esperar 2 años a su Esperanza para recibirla con más cariño aún si cabe. Porque durante seis horas la gente pudo pedir Salud y Esperanza por cada calle y plaza. Porque SIEMPRE LA ESPERANZA.


 


Queremos agradecer de todo corazón su colaboración a todo aquel que ha contribuido a que todos pudiéramos disfrutar de un Lunes Santo para retener en la memoria:



  • A nuestros nazarenos y demás hermanos participantes en nuestra Estación de Penitencia. Ellos son la pieza clave. Por su esfuerzo, su aguante y su saber comportarse en nuestro principal acto de culto externo.

  • A nuestros diputados y auxiliares, por su trabajo durante todo el recorrido para que la procesión pueda desarrollarse convenientemente.

  • A nuestras Bandas, por poner un año más la banda sonora del transcurrir de nuestras Sagradas Imágenes.

  • A las cofradías que nos acompañaron durante nuestra Estación de Penitencia.

  • A las Siervas de María, por ocuparse de custodiar al Santísimo en las Nieves y ponernos facilidades.

  • A las Madres Dominicas y a la Hermandad del Stmo. Cristo de las Batallas, por recibirnos un año más frente a su casa.

  • Al Real e Ilustre Patronato de Ntra. Sra. de las Angustias y Santo Sepulcro, por recibirnos en San Ignacio con su magnífica Dolorosa y por su espera.

  • Al Ilustre Patronato de la Stma. Trinidad y Ntra. Sra. de las Vacas, por brindarnos un año más El Encuentro tan esperado en la Catedral.

  • A los “petalistas” que recibieron a Ntra. Sra. de la Esperanza en Blasco Jimeno con una enorme lluvia de pétalos y a todas las personas que desde fuera del cortejo nos ayudan a que se desarrolle todo convenientemente.

  • A los Bomberos, por su colaboración antes y durante la Procesión.

  • A nuestro Párroco, D. Benjamín, por facilitarnos toda nuestra actividad durante la Semana Santa y las semanas previas.

  • A las Camaristas, Floristas y a todo el equipo de priostía, por hacer que nuestras Sagradas Imágenes lucieran espléndidas en sus pasos.

  • A las autoridades que nos acompañaron en nuestro Lunes Santo.

  • A los reporteros gráficos que plasman nuestra procesión en fotos y videos.

  • A todos cuantos han visitado a nuestros Sagrados Titulares durante los días previos y posteriores al Lunes Santo en San Juan: colegios, centros de educación especial, residencias de ancianos, turistas y abulenses en general, así como nuestro Obispo, D. Jesús García Burillo.

  • Y a todos los abulenses que supieron esperar al Señor y a la Virgen en cada calle y plaza, por todas sus  muestras de cariño hacia nuestra Hermandad y nuestros Sagrados Titulares.


    


Pueden encontrar más fotografías en nuestros perfiles de Facebook, Twitter e Instagram (en la página principal pueden encontrar los enlaces a estos perfiles).


En este enlace pueden encontrar la lista de reproducción con videos del Lunes Santo: VIDEOS LUNES SANTO 2017



 

SIEMPRE LA ESPERANZA
E-mail     -     Tienda     -     Quedan 272 días para el próximo Lunes Santo     -     Hazte hermano     -     Suscribirse