...Y "LA ESPERANZA" SALIÓ DE SAN JUAN…

25-04-2011
El pasado Lunes Santo, 18 de abril de 2011, fue un día muy emotivo para todos nosotros y que seguramente recordemos durante toda nuestra vida en esta Hermandad de "la Esperanza". Eran las 9.30 h. de la mañana cuando se abría la puerta de nuestra casa, la Iglesia de San Juan Bautista, para que todos los hermanos y curiosos pudiesen contemplar el paso de palio de Ntra. Sra. de la Esperanza y el de misterio de Jesús de la Salud en su Prendimiento, por primera vez preparados para salir de su Templo, su sede canónica. Durante toda la mañana se sucedieron las visitas, abrazos, deseos, etc. ante nuestros Sagrados Titulares en San Juan. A las 15.00 h. se cerró la puerta, que volvería a abrirse a las 17.30 h., para celebrar Santa Misa y comenzar a recibir a todos los nazarenos, mantillas, braceros, autoridades y demás participantes en la procesión de la Esperanza.

Media hora antes de las 19.30 h. (hora de inicio de la procesión) el público comenzaba a llenar la plaza mientras llegaba la Banda de Cornetas y Tambores El Amarrado, de Ávila. Mientras el Presidente leía el juramento de los Hermanos previo a la procesión, la Banda de Música Ciudad del Tormes subía por la calle Blasco Jimeno, ya llena de gente, tocando Esperanza de Triana Coronada. Había llegado el momento. La puerta de la Iglesia se abría y allí aparecía, por primera vez, la Cruz de Guía parroquial de San Juan Bautista, y poco después el nuevo estandarte de Jesús de la Salud. Precedido por el Complejo Asistencial de Ávila y por alguno de los Braceros de Honor de este paso en años anteriores, el paso de Jesús de la Salud se plantaba en la puerta de San Juan. Tras quitar las patas de la parihuela y dejar el paso a ras de suelo, sus Braceros lo sacaban poco a poco por la estrecha puerta de San Juan. Cuando Jesús ya estaba fuera, y el olivo doblaba, sonaba la Marcha Real. La primera levantá la realizó D. Miguel Angel García Nieto, Alcalde de Ávila, en representación del Excmo. Ayuntamiento, Bracero de Honor 2011. El Señor iba vestido con túnica y capa blancas, como en su primera salida en 2007, y el paso llevaba flor granate y blanca, además de los nuevos guardabrisas con vela verde regalados por sus braceros. Sonaba Salve Madre y el paso de misterio se adentraba en la calle Blasco Jimeno.

Los penitentes y mantillas continuaban saliendo del templo, y tras el estandarte de la hermanada Cofradía de Ntra. Sra. del Consuelo, y el de la Hermandad de la Esperanza, el paso de palio se colocaba en la puerta de San Juan, ante la mirada de todos los que allí se habían dado cita, y entre las lágrimas de tantos hermanos que llevaban años esperando ese momento. Para tan especial ocasión, Ntra. Sra. de la Esperanza lucía su saya de 1954, la que vistiese en su primera salida el lunes santo de 1955, así como el manto de aquél año. Como novedad, el tocado era completado, además de con la mantilla blanca, con un nuevo pecherín dorado colocado al estilo rastrillo. Las velas de cera iluminaban el rostro de la Virgen, así como las velas rizadas, por primera vez de varios tamaños, regaladas por distintos hermanos. También se veía el nuevo llamador, con el ancla y el cordero de San Juan. Tras quitar las patas de la parihuela y los respiraderos, se retiró el palio con sumo cuidado, y éste fue portado por sus braceros hasta el exterior de la Iglesia, colocándose en unas plataformas cubiertas de verde esperanza. Allí haría un pasillo en la puerta de San Juan, por donde poco después los braceros sacaron a pulso el paso de Ntra. Sra. de la Esperanza, que una vez fuera, con el Himno Nacional, recibió numerosos gritos y aplausos, mientras se colocaba de nuevo el palio y respiraderos. Por fin había llegado el momento, la Esperanza había salido de su casa.

Tras entregar la medalla de la Hermandad a la Banda de Música Ciudad del Tormes, el paso de palio comenzó su recorrido por la calle Blasco Jimeno, que al igual que otras muchas del barrio, se encontraban engalanadas con banderas de la hermandad, verdes con el ancla dorado. Sonaba Reina de Triana y el paso se adentraba en la calle repleta de gente, y una vez allí, recibió una inmensa petalada que llenaría el techo de palio de pétalos que durante toda la procesión irían posteriormente cayendo con cada levantá. Momentos después sonaría Esperanza de Triana Coronada.

Tras recorrer el barrio, la Virgen como siempre llegó a su Arco, para entrar al Chico, y sus braceros lo cruzaron de rodillas con el calor de todo el público. Después se dirigiría a la plaza de la Catedral, donde la esperaba el Stmo. Cristo de la Ilusión, del Patronato de las Vacas, para realizar el emotivo Encuentro.

Tras pasar la estrecha calle de la Cruz Vieja, la procesión se dirigió de nuevo a San Juan, donde de nuevo la plaza esperaba llena la llegada primero de Jesús de la Salud y luego de Ntra. Sra. de la Esperanza, a los sones de Encarnación Coronada, cuando todos los hermanos la cantaron la Salve, como así mismo dentro de San Juan, una vez finalizada la procesión, tras cinco horas y media de recorrido.

Ahora sólo queda esperar con ganas que llegue el próximo Lunes Santo, 2 de abril de 2012, para volver a ver a Jesús de la Salud y a Ntra. Sra. de la Esperanza saliendo de San Juan y recorriendo las calles vestidas de verde para recibirlos.

Gracias a todos los que hicieron esto posible y todos los que nos acompañaron en un día tan especial.
...Y "LA ESPERANZA" SALIÓ DE SAN JUAN…
E-mail     -     Tienda     -     Quedan 158 días para el próximo Lunes Santo     -     Hazte hermano     -     Suscribirse